Anciana contemplando lo que queda del mar de Aral
Media playback is unsupported on your device

Las desoladoras imágenes de un mar que se esfumó

"No había peces en la Unión Soviética como los peces de Aral", dice Marjan Baybolkizi, haciendo memoria.

Pero en tan solo 40 años el desvío de ríos por parte de las autoridades soviéticas secó el que era considerado el cuarto lago más grande del mundo.

"Había un hermoso mar; con olas que llegaban a la playa", recuerda la anciana.

Ese lago en Kazajistán era tan grande e imponente que lo llamaban mar de Aral.

Conozca su historia en este video de BBC Mundo.

Lea también: Cómo la industria soviética del algodón se bebió un mar entero