Joven paquistaní que se cortó su mano derecha
Media playback is unsupported on your device

"Me corté la mano, la puse en una bandeja y se la ofrecí al imán"

Un joven en Pakistán levantó su mano derecha por error, cuando un clérigo preguntó durante una ceremonia religiosa quién no creía en las enseñanzas del Profeta.

El joven –acusado de blasfemar por el imán– regresó a su casa, se cortó la mano y se la ofreció al religioso en una bandeja para reparar el agravio.

El incidente ocurrió en una pequeña aldea en la provincia de Punjab, en el este del país.

El imán fue arrestado después, acusado de instigar al extremismo y fanatismo religioso.

La corresponsal de la BBC en Pakistán, Iram Abbasi, conversó con el adolescente sobre las razones que lo impulsaron a cometer este acto.